El Mundo de La Información

El Mundo de La Información

COLMNA DE OPINIÒN / Dimensiones

A finales de 2017, en el Reino Unido de Gran Bretaña, la comisión Jo Cox publicó un estudio sobre algunas características de su población. Como datos relevantes se mencionó que nueve millones de personas –cifra que corresponde al 14 % del total de habitantes del país– se sentían solas la mayor parte del tiempo, que el 75 % de los ancianos vivían solos, y que 200.000 de ellos podían pasar hasta un mes sin mantener ningún tipo de conversación o interacción con otras personas; de hecho, la mayoría de los médicos generales entrevistados dijeron recibir diariamente entre 1 y 5 ancianos que habían pedido cita únicamente para tener con quién hablar.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) corroboró dichos hallazgos y agregó que Gran Bretaña es el país europeo con el mayor índice de personas que dicen sentirse solas. Otro estudio que se presentó en agosto de 2017 concluyó que la soledad puede ser uno de los principales desencadenantes de enfermedades y muertes prematuras, y tras compararla con la obesidad y el tabaquismo, se llegó a la siguiente conclusión: si bien las personas obesas tienen un 30 % más de probabilidades que la población general de morir antes de cumplir los 70 años, en las personas que viven solas este porcentaje puede ser del 50 %; por otra parte, los efectos a largo plazo de vivir en esta condición son equivalentes al consumo de 15 cigarrillos al día.

Ante la contundencia de tales descubrimientos, la primera ministra del Reino Unido nombró a Tracey Crouch como ministra de la Soledad el 17 de enero del 2018 por medio del siguiente comunicado: “Para mucha gente, la soledad es la triste realidad de la vida moderna. Quiero enfrentar este desafío para nuestra sociedad y para que todos tomemos medidas para hacer frente a la soledad que sufren los ancianos, los cuidadores, los que han perdido seres queridos, personas que no tienen a nadie con quien hablar ni compartir sus pensamientos". Cruda realidad que aqueja a la sociedad actual por olvidar un principio esencial: los seres humanos no podemos estar de manera aislada, sino que tenemos un destino común: vivir en fraternidad, donde haya una preocupación y un compartir con el otro. Ese es el secreto para alcanzar el bienestar individual y colectivo
Share on Google Plus

About RegioNETnoticias

0 comentarios:

Publicar un comentario