.

.
.

FALTAN GANAS

Cuando Alvaro Uribe era presidente, y había un ejército en guerra, se ingeniaron una manera juiciosa de salvaguardar el oleoducto Caño Limón-Coveñas, con destacamentos militares, controles de bombeo,puestos de mando, helicópteros y voluntad patriótica y les dio resultado, disminuyendo en un alto porcentaje los ataques terroristas. Ahora que han vuelto a arreciar esos atentados del ELN y se causan terribles daños a la ecología y a la tranquilidad de quienes viven cerca del tubo, ni el ministro de Defensa ni el Comandante de las Fuerzas Armadas han buscado en los archivos del ejército para copiar,mejorando,el procedimiento que permita librar la batalla contra quienes le hacen tanto mal a la nación.
Probablemente porque al gobernante se le olvidó anunciarles por los canales burocráticos a los comandantes de las fuerzas que rotas las conversaciones de paz con los elenos y producido el asesinato de los 22 cadetes de la policía, la guerra contra ese grupo guerrillero había vuelto a empezar,no se le ha oído ni al gobernante ni a su ministro ni a sus comandantes sobre la implementación de un plan similar al que Uribe adoptó siendo presidente.
La existencia ahora de satélites, de visores nocturnos, de helicópteros de última generación, de drones y de un ejército desocupado parece no servirle a quienes tienen que librar la guerra por el resto de ciudadanos  saliendo a defender el tubo.Si le preguntaran al hoy senador Uribe como fue capaz de montar ese plan de defensa ,y conseguir palpables resultados, sin contar entonces con tanta modernidad como hay ahora,seguramente que las ordenes se darían. Pero no tienen ganas ni de  preguntarle a Uribe  ni de librar la guerra y mucho menos de ganarla porque si así fuera ya estuvieran los 750 kilómetros del tubo, desde Arauca hasta Coveñas, vigilado por las fuerzas constitucionales.
@eljodario
gardeazabal@eljodario.co
Share on Google Plus

About RegioNETnoticias

0 comentarios:

Publicar un comentario