LA SEÑORA OBAMA

Cuando uno termina de leer el libro de memorias de la esposa de Barack Obama cree haber entendido como pudo  llegar a la presidencia de los Estados Unidos el afrodescendiente de un maestro de Kenia.Pero si se devuelve en su lectura y arma de nuevo el tinglado de todos los elementos que ella va narrando con extrema facilidad y alegría,uno hasta puede malpensar que  alguien debe haberle ayudado a Michelle Obama a escribirlo.Pero hay tantos detalles tan humanos, tan observados solamente por la abogada inteligente que se cria en un barrio afro de Chicago,que tiene una tia que da clases de música en el primer piso de la casa que comparte con su padre, (un lector  semiparapléjico de medidores de servicios públicos que nunca pierde el sentido de las proporciones ).Son tantos iguales que rápidamente se corrige esa impresión malévola y se acepta con inmensa satisfacción que vamos leyendo un texto surgido desde dentro del cerebro y el corazón de una mujer dispuesta a establecer sus límites y a buscar quien los comparta con la misma alegría conque los  traza a lo largo de una vida repleta de mínimas necesidades.
Leer a la señora Obama es entender la capacidad abrumadora de su marido para en solo 4 años  de actuar como  senador en Washington  pasar a ser presidente de los Estados Unidos.Pero,también, es poder entrar a las minucias de esos aparatajes burocráticos de Chicago donde él y ella se encuentran ejerciendo cada quien a su manera su profesión de abogados exitosos y de pareja calculadora. Es un libro pegajoso por lo entusiasmante, incitador por el vértigo narrativo que va adquiriendo cual si fuera una novela del siglo 19 y recomendable para tantas mujeres blancas y afros que dejan tontamente  pasar las oportunidades de apoyar a los maridos en su batalla por encontrar el éxito.
@eljodario
gardeazabal@eljodario.co
Share on Google Plus

About RegioNETnoticias

0 comentarios:

Publicar un comentario