PUBLICIDAD

PUBLICIDAD
..

HABITANTES DE CAIMALITO “BATIERON” SU GARGANTA CON “EL CHARRITO NEGRO” Y “AZOTARON EL PISO” CON LA GUAGUA


En tres mujeres que bailaban individualmente y que hacían parte de un mismo grupo de amistades se centraron los ojos de quienes estaban a su alrededor, mientras la orquesta La Guagua, de Pereira, hacían sonar sus primeros acordes de salsa.

Fue la oportunidad para que los habitantes del corregimiento de Caimalito empezaran a “mover la colita” o a “mover el esqueleto”, luego de haber estado de pie escuchando la música de despecho de “El Charrito Negro”.

Dos de las tres mujeres eran de raza negra; su sabor contagió a los demás, que ni siquiera trataron de bailar; más bien, corearon con ellas la canción de salsa y empezaron a hacer sonar sus palmas, mientras estas tres mujeres, como extasiadas con la música, casi que levitaban con cada paso armonioso que daban; sus caderas y sus manos acompasaban el movimiento de sus pies, y todo fue fiesta.

Por supuesto que la gran cantidad de personas que estaban allí en Caimalito aprovecharon la variada oferta de La Guagua para saltar del clásico de Pastor López “Las caleñas son como las flores, que vestidas van de mil colores”, hasta los de Rodolfo Aicardi y otros tantos del género tropical.

Con la presentación de “El Charrito Negro” los habitantes de Caimalito quedaron “iniciados”; con él batieron sus gargantas para acompañarlo en sus canciones de despecho, pero con la orquesta que lo siguió, se armó la parranda.

Los conciertos de las Fiestas de las Cosecha Pereira 156 años lograron, como en el caso de Caimalito, llegar a un corregimiento distante de la Capital, con evidentes problemas de bienestar social, pero tan pereirano para esta Administración como lo fueron los barrios y las comunas que también tuvieron el privilegio de un concierto de primer nivel en sus calles.

Share on Google Plus

About RegioNETnoticias

0 comentarios:

Publicar un comentario