INVIAS

INVIAS
DESARROLLO

/BANNER

/BANNER

Crónica de una vida que ha crecido con la Lotería de Risaralda

 


Desde los 11 años de edad don Gabriel Salazar empezó a vender la Lotería de Risaralda, su madre lo llevaba de la mano, dice que su trabajo de lotero es herencia de su madre.

 

Hoy tiene 56 años de edad y manifiesta con orgullo que la Lotería ha sido su vida, que ayuda a otras, pero la de Risaralda la siente suya y por eso se “casó” con ella porque su familia ha crecido de la mano de ella.

 

Es de Manizales, pero criado en Pereira y se quedó en esta ciudad, siempre se ha rebuscado la vida en diferentes oficios, pero de lotero es como ha logrado salir adelante.

 

Vive en arriendo en el barrio San Gregorio y sigue creyendo que algún día pueda tener su casa propia.

 

Así inició

 

Desde muy pequeño se iba por la carrera séptima hasta la 40 y regresaba por la octava hasta el parque La Libertad y la jornada iba hasta las 7u 8 de la noche. Recuerda que los días lluviosos han sido y son los más difíciles, porque baja la venta y la lluvia no ayuda.

 

Ahora trabaja en la carpa millonaria de la Plaza de Bolívar desde hace unos 10 años y cada jueves y viernes se ubica en el parque y allí a un costado se hace el día.

 

No ha sido fácil, nadie le ha regalado nada, sin embargo, no ha tenido que hacer actividades ilícitas, no fue lo que le enseñaron de niño, lo que vio fue trabajo honesto y duro para salir adelante.

 

¿Cuánto y cómo gana un lotero?

 

Los loteros no tienen un sueldo fijo, ganan diariamente un porcentaje de acuerdo con lo vendido. “Si somos buenos madrugadores y tenemos unos clientes fijos, se  puede ganar el mínimo. Hay unos que trabajan tres días a la semana, otros de lunes a sábado, es relativo, cada lotero trabaja de acuerdo con sus necesidades.

“En La Lotería de Risaralda nos ayudaron para entrar al Sisben y nos ayuda con el pago de la cuota en una funeraria. No hay sindicato de loteros, existió en algún momento con personas importantes, pero ya no existe”.

 

Gabriel vendió un premio mayor

 

Don Gabriel en el año 1982 vendió el premio mayor de la Lotería de Risaralda, se lo vendió a un señor de unos 60 años, no está seguro del número pero cree es que es el

 

Cuando un lotero vende el premio mayor, recibe una importante bonificación de la lotería y siempre habrá la posibilidad de que el ganador vuelva para recompensarlo. Así fue el caso de don Gabriel, recibió de parte de su cliente ganador un agradecimiento monetario. (No nos dijo cuanto).

 

Don Gabriel no oculta su gran satisfacción al expresar que ayuda a otras loterías, pero la de Risaralda, para él no tiene comparación, dice que su plan de premios es muy bueno a pesar de ser pequeña.

 

“La que siempre me ha dado el pan cada día ha sido la Lotería de Risaralda, mi lotería me encanta, siempre me he identificado con ella, ha sido la más fuerte y la de mayor presencia”.

 

El mejor día de la semana para la venta de la lotería es el viernes, el mismo día que juega, es un día muy especial. Dice don Gabriel que un aspecto importante es que los jóvenes hoy están comprando, pues hace algunos años no lo hacían.

 

Destacado

 

La Lotería de Risaralda tiene alrededor de 430 loteros en el departamento y a nivel nacional son cerca de 2 mil 500

Share on Google Plus

About RegioNETnoticias

0 comentarios:

Publicar un comentario