INVIAS

INVIAS
DESARROLLO

/BANNER

/BANNER

PANORAMA / La importancia de la red hidroclimatológica para las comunidades de Risaralda

 


Las temporadas de lluvias cada vez se presentan con más fuerza en el país, sin dar tregua a los organismos de socorro y habitantes de las zonas de riesgo que se ven afectados por inundaciones o deslizamientos.

 

El departamento de Risaralda no ha sido ajeno a esta situación y varios municipios se han visto afectados por estos acontecimientos hidro climatológicos, como es el caso de las inundaciones presentadas en Mistrató en el año 2012, Santa Cecilia en 2019, La Celia en 2010, La Virginia, en donde año tras año sus habitantes ver perder sus pertenencias a causas de estas situaciones, así como también, las emergencias que se han presentado en Pereira, Dosquebradas y Santa Rosa de Cabal en lo corrido del presente año.

 

Es por esto que desde la Gobernación de Risaralda, pensando en mitigar los riesgos ante el aumento de lluvias, se dio inicio a la implementación del proyecto de Sistema de Alertas Tempranas (SAT), el cual cuenta con una inversión de alrededor de $6.200 millones del Sistema General de Regalías y tiene como propósito unificar esfuerzos entre alcaldías, Gobernación, organismos de socorro y comunidades, para consolidar procesos que permitan el conocimiento del riesgo (de manera tecnificada) en Risaralda.

 

“Es imperioso necesario y obligatorio, la puesta que le tenemos que hacer a este fortalecimiento de este sistema, Risaralda no ha sido excepción en eventos que han conllevado inclusive pérdida de vidas humanas y es de resaltar la importancia de este proyecto cuando lo estamos enmarcando dentro de la región, porque estos no son eventos que se presenten solo en esta zona y por eso estamos trabajando articuladamente con los otros departamentos de la zona para poder mitigar las consecuencias de estos eventos. Hemos venido avanzado en la instalación y representa un gran adelanto, siendo líderes, después del municipio de Antioquia, en esta clase de programas de prevención y estas acciones se suman a los más de $20.000 millones que se han invertido desde la Gobernación en materia de mitigación de riesgo en los últimos años” expresó el Gobernador de Risaralda, Victor Manuel Tamayo Vargas.

 

¿Qué es un SAT?

 

Un Sistema de Alertas Tempranas – SAT es una estrategia para generar y difundir una alerta o aviso oportuno que anuncie la posibilidad de que ocurra un evento, por ejemplo, una inundación, que puede desencadenar un desastre. El aviso está dirigido a los organismos de socorro y a la población ubicada en zona de riesgo.

 

La complejidad de este tipo de sistemas radica en integrar bajo un único sistema componentes técnicos, institucionales y comunitarios. En lo técnico se precisa instalar y operar sensores y equipos de comunicación especializados para monitorear las condiciones del clima y los niveles de ríos y quebradas  y en lo institucional resulta un reto articular las alertas con  la respuesta oportuna de los sistemas municipales de gestión del riesgo.    

 

“En todos estos componentes trabajamos junto a la Gobernación, municipios, entidades de socorro y comunidades para estructurar el sistema de alertas tempranas por inundaciones del departamento, ya que esta cruda y compleja realidad demanda de la sociedad respuestas que infortunadamente no son de corto plazo, ni simples”, expresó Francisco Antonio Uribe, jefe de Planeación de la Universidad Tecnológica de Pereira.

 

Para la comunidad este tipo de información es clave  ya que les permite responden y actuar de manera adecuada cuando sean alertadas de un potencial evento de inundación, María Lesbia García, es la líder del sector Futuro Bajo en la ciudad de Pereira, una comunidad que constantemente se ve afectada por las inclemencias del clima y tanto ella como la comunidad ha tenido que aprender a leer el estado del río para estar alertas ante una posible inundación.

 

“Cuando empiezan las lluvias siempre hay dos o tres personas en el barrio que están pendientes si el río se va a salir y nos avisan y empezamos a evacuar la gente y llevarlas a un lugar más seguro. Pero a la comunidad nos tocó de manera empírica como se iba comportando y prevenir las tragedias que se puedan presentar al momento de la creciente”, argumentó la líder comunal.

 

Este es el mismo de los habitantes del barrio 7 de Agosto en Dosquebradas, donde Alejandro Zapata argumenta que “en cada evento climático, deben salir en medio de la lluvia a mirar cómo está el caudal del río y dar a aviso a la comunidad si estamos propensos a una inundación”.

 

Por su parte Jairo Gallego, comandante del Cuerpo de Bomberos de La Virginia, destacó la importancia de la implementación de este sistema al expresar que “por muchos años hemos sufrido los  embates de la naturaleza y los desbordamientos de los ríos y veníamos trabajando un tema de medición de los ríos de manera rudimentaria, pero ahora la implementación de este sistema es de gran importancia para el municipio de La Virginia, sobre todo para la población que vive en la parte baja de la localidad” puntualizó el Comandante.

 

Su ejecución

 

El proyecto consta de la instalación de 28 alarmas, 29 estaciones de monitoreo y 3 Estaciones Climatológica Telemétricas, en los municipios de La Virginia, Pereira, Dosquebradas, Santa Rosa, La Celia, Mistrató y Pueblo Rico.

 

En un trabajo articulado con la comunidad y entidades como Alcaldías municipales, Coordinación Departamental de Gestión del Riesgo de Desastres, organismos de socorro, comunidad y Universidad Tecnológica de Pereira; se están realizando capacitaciones a las comunidades de 50 sectores como: San Eugenio en Santa Rosa, El Futuro en, Brisas del Consota, El Cortés, en Pereira, San Carlos, Alfonso López y El Progreso en La Virginia.

 

Otras inversiones en mitigación del riesgo

 

En el proyecto también se contempló una inversión de más de $2.800 millones para adquisición de siete camiones cisterna para: Dosquebradas, La Celia, Santa Rosa de Cabal, La Virginia, Pueblo Rico, Defensa Civil y uno para el departamento.

 

Así como también $1.700 millones para la adquisición de elementos y equipos especializados para fortalecer la capacidad de respuesta de los organismos de socorro. Mientras que otros $1.240 millones fueron destinados para la ampliación y remodelación del Centro Regional de Operaciones de Emergencia de Risaralda.

Share on Google Plus

About RegioNETnoticias

0 comentarios:

Publicar un comentario